Reglamento del Dojo

REGLAMENTO INTERNO DEL DOJO BOGOTÁ AIKIDO

El Grupo Bogotá Aikido es un dōjō (道場) dedicado a la instrucción y al entrenamiento del Aikido en su forma tradicional, siguiendo los lineamientos de su fundador Morihei Ueshiba. Se trata de un dojo miembro de la Organización Sansuikai Internacional - www.aikidosansuikai.org , afiliado con la Fundación de Tokyo, Japón, bajo la supervisión del Shihan Yoshimitsu Yamada

Su actividad está orientada hacia el bienestar de la sociedad colombiana, mediante el fomento y el cultivo de los valores humanos. Por tanto, aspiramos que usted conozca nuestro reglamento interno, que esté de acuerdo y se comprometa a respetarlo.

ACLARACIÓN PRELIMINAR

El Aikido no es un deporte. Es una disciplina, un proceso educativo para el entrenamiento de la mente, el cuerpo y el alma. No tiene por objeto el mero estudio de una técnica. Ésta es sólo una herramienta para el refinamiento personal y el crecimiento espiritual.

Un dōjō de Aikido no es un gimnasio. Es el lugar donde se imparte la enseñanza del maestro Morihei Ueshiba. No es un lugar para manifestar las grandezas del ego individual sino para purificar y educar el cuerpo y el alma. Una actitud de respeto, sinceridad y modestia son esenciales para el proceso de aprendizaje y, puesto que el Aikido es un arte marcial, son esenciales por motivos de seguridad.

 

REGLAS DEL DOJO

  1. Este dojo funciona de una manera estricta y siguiendo las reglas tradicionales. Es el lugar destinado a recibir la enseñanza del fundador del Aikido. Es deber de los alumnos honrar y seguir esta enseñanza.
  2. Cada alumno debe contribuir a la creación de una atmósfera positiva, de armonía y respeto.
  3. La limpieza constituye un acto de gratitud y respeto. Cada practicante debe participar en la limpieza del dojo así como dedicarse a la purificación de su corazón y su mente. El suelo debe limpiarse antes de la clase. Es responsabilidad de todos mantener el dojo limpio.
  4. Sin la autorización directa del maestro, el dojo no debe utilizarse para otros fines que no sean las clases previstas.
  5. Queda a discreción del Sensei la aceptación de alumnos en su dojo. La técnica no se compra. La cuota mensual garantiza a los alumnos un lugar para practicar y no es más que uno de los medios de demostrar su gratitud por la enseñanza que reciben. Las cuotas deben ser pagadas puntualmente.
  6. Se debe respetar al fundador y su enseñanza tal y como es transmitida por el Sensei. Se debe respetar el dojo, los instrumentos de trabajo y a los compañeros.
  7. Al entrar o salir del dojo se debe saludar.

REGLAS DEL PRACTICANTE
ACTITUD Y CONVIVENCIA

  1. Cada practicante se compromete moralmente a no utilizar jamás una técnica de Aikido para hacer daño a otros o para exteriorizar su ego. El Aikido no es una técnica de destrucción sino de creación. Es una herramienta que conduce al desarrollo de una sociedad mejor a través del desarrollo del carácter del individuo.
  2. Está prohibido solventar conflictos personales en el tatami. El Aikido no es una pelea callejera. Se está en el tatami para trascender y purificar vuestras reacciones agresivas, para adoptar el espíritu de un samurai a través del descubrimiento de la propia responsabilidad social.
  3. No debe haber espíritu de competición en el tatami. El objetivo del Aikido no es pelear y derrotar al enemigo sino pelear y derrotar a los propios instintos agresivos. La fuerza del Aikido no reside en la potencia muscular sino en la flexibilidad, la comunicación, el control de uno mismo y la modestia.
  4. No se tolerará ninguna clase de insolencia. Debemos ser conscientes de nuestros límites.
  5. Cada alumno tiene distintas capacidades físicas y diferentes razones para practicar Aikido. Todas merecen respeto. El verdadero Aiki es la aplicación correcta y flexible de la técnica apropiada en cualquier circunstancia que se presente. Es nuestra responsabilidad no ocasionar daño alguno.
  6. Deben respetarse y ayudarme mutuamente entre los estudiantes avanzados y principiantes.
  7. Se deben aceptar los consejos del Sensei e intentar aplicarlos con sinceridad, lo mejor que se pueda. No se aceptan contestaciones.
  8. Ha de protegerse al compañero y a uno mismo. Se debe entrenar con buena intención, entusiasmo y energía. Se debe saludar cortésmente al compañero tanto al comienzo como al final de la práctica.
  9. Todos los practicantes estudian los mismos principios. No deben haber desacuerdos en el seno del grupo. Todos los habitantes del dojo forman una gran familia. El secreto del Aikido es la armonía.
  10. Deben respetarse los instrumentos de trabajo del dojo y de los compañeros. El gi (atuendo de entrenamiento) debe conservarse limpio y en buen estado. Las armas deben estar en su lugar mientras no son utilizadas.
  11. No se llevarán joyas durante el entrenamiento. Las mujeres deberán entrenar sin maquillaje.
  12. Las uñas de manos y pies se llevarán cortas para evitar accidentes. Es obligación de cada practicante preservar su higiene personal.
  13. Durante las clases está prohibido comer, beber, fumar y mascar chicle dentro y fuera del tatami. En todo momento está prohibido desarrollar estas actividades dentro del tatami. No se deberán tomar bebidas alcohólicas mientras se tenga puesto el gi.
  14. El practicante debe realizar el protocolo marcial del comienzo y del final de la clase con total respeto y consideración.
  15. No está permitido hablar escandalosamente durante las clases.
  16. El practicante debe mantener siempre un comportamiento respetuoso dentro y fuera del dojo.

RESPECTO A LOS EXÁMENES Y ASCENSOS

  1. Las evaluaciones se realizarán únicamente en las fechas establecidas por el Sensei.
  2. El practicante será ascendido cuando cumpla con los requisitos de asistencia mínima exigidos para cada kyu y cuente con la aprobación del Sensei. Para ello deberá demostrar el conocimiento técnico y teórico del grado que pretende optar.

EN LO ADMINISTRATIVO

  1. El estudiante deberá pagar sus clases puntualmente y por anticipado. Los pagos deberán realizarse exclusivamente a la persona encargada para el efecto. Si el estudiante opta pagar por clase, está deberá pagarse por anticipado.
  2. Si el estudiante no asiste por cualquier razón al horario escogido, no habrá lugar a devoluciones de dinero ni reposición de clases o actividades perdidas. Cada tarjeta tiene una duración pre-establecida de un mes contados a partir de la fecha de su compra. Vencido este plazo, la tarjeta caduca.
  3. Si por motivos de fuerza mayor o cierres anunciados no se realizan las clases en los horarios pre-establecidos, estas se recuperarán dentro de los términos y condiciones señaladas por el responsable.
  4. En caso de que el estudiante se ausente por razones de salud deberá notificarlo oportunamente a la administración, acreditando el respectivo comprobante para congelar su mensualidad el tiempo que dure su ausencia.
  5. Lo derechos de examen deberán pagarse con anterioridad a su presentación.

ETIQUETA SOBRE EL TATAMI

  1. Se debe saludar al entrar y salir del tatami, siempre en dirección del shomen y el retrato del fundador.
  2. La clase empieza y termina con una ceremonia. Es esencial la puntualidad para participar en ella, pero si es inevitable la demora, se debe esperar sentado al lado del tatami hasta que el Sensei haga la señal para incorporarse a la clase.
  3. La forma correcta de sentarse sobre el tatami es la posición seiza. En caso de tener una lesión en la rodilla se puede sentar con las piernas cruzadas. No se deben estirar las piernas y ni apoyar contra la pared o una columna. Se debe estar atento y presto a reaccionar en todo momento.
  4. No se debe salir del tatami durante el entrenamiento, salvo en caso de lesión o malestar.
  5. Cuando el Sensei demuestra una técnica, se debe permanecer sentado en seiza y observar con atención. Después de la demostración, se saluda al maestro, a continuación a un compañero y luego se comienza a trabajar.
  6. En el momento que se anuncia el fin de una técnica, se debe parar inmediatamente el movimiento que se está efectuando, se saluda al compañero y se reúne con los demás practicantes sentados en línea.
  7. No se debe permanecer de pie sin trabajar en el tatami. Si es necesario, se espera el turno sentados en seiza.
  8. Si por una u otra razón es absolutamente necesario formular una pregunta al Sensei, se debe acercarse a él –nunca se le deberá llamar-, se saluda con respeto y se espera que esté disponible. (Un saludo de pie es suficiente en este caso).
  9. Cuando el Sensei demuestre un movimiento en particular, habrá que ponerse de rodillas (en seiza) y observar con atención. Luego se saluda cuando haya terminado.
  10. Cuando corrija a algún practicante, se puede parar la práctica y mirar. Para este efecto habrá que permanecer sentados en seiza y saludar de la misma manera.
  11. Deberá respetarse a los practicantes de mayor graduación. No deberá discutirse nunca a propósito de las técnicas.
  12. Si se conoce el movimiento y se trabaja con alguien que lo desconoce, se puede guiarlo. Pero no debe corregirse al compañero si no se tiene el nivel de yudansha (cinturón negro).
  13. Debe hablarse lo menos posible. El Aikido es experiencia.
  14. No debe permanecerse ociosos sobre el tatami antes o después de la clase. El espacio está reservado para los estudiantes que desean trabajar. El dojo posee otros espacios para desarrollar actividades sociales.
  15. Si no se sabe qué actitud se debe adoptar en una situación determinada, deberá preguntarse a un practicante veterano.

Aunque sean muchas las reglas de etiqueta, con una práctica regular llegan a asimilarse de forma natural. No hay que sentirse perturbado si se nos corrige acerca de algún detalle, pues cada uno de ellos es importante para la seguridad de todos y tiene un objetivo preciso en el aprendizaje.

Si el alumno NO puede respetar estas reglas, será imposible para él o ella estudiar Aikido en este dojo.

Volver

 

Frases de O Sensei

“Herir a un oponente es herirte a ti mismo. El Arte de la Paz es controlar la agresión sin producir daños”.

Morihei Ueshiba, O Sensei